domingo, agosto 29, 2010

sábado, agosto 21, 2010

El espía del jamón


El espía del jamón

Me perdí la historia
llegué tarde al presente,
el pasado no se borró
tan duro fue para la mente.

Despistado,
en mi cabeza
a modo de bocadillo
una gran interrogación.

Alrededor odio,
reproches,
desconfianza,
espías,
hasta un jamón.

No confundamos,
ni soy espía
ni me vendo,
aunque te lo parezca
no soy ningún mamón.

El jamón valió
para matar hambre
nada compró,
si acaso,
alguna lágrima de alegría
si provocó.

No me confundas,
no vendo amigos
por un millón,
ni por gloria,
ni por el jodio jamón.

No mezclar churras
con churros,
ni el odio con amor,
no me meto con nadie
todos sois iguales,
personitas en mi vida
a las que prefiero amar,
no se asome más odio
todo el mundo tiene cavida,
menos el cerdo
que por presente jamón,
sacrificó la vida.

Por cierto:
!Estaba buenísimo el muy cabrón!

domingo, agosto 15, 2010

!! Crashhh !!

!! Crashhh !!

sábado, junio 05, 2010

( Más ) Literatura Taxial.

La literatura taxial está de moda; no hay duda. Y prueba de ello es la imagen, captada en la Feria del Libro 2010 de Madrid, en la que podemos observar ( al lado de un tipo algo familiar para muchos de vosotr@s ) unas manos anónimas devorando, a través de la lectura, la portada del " mayor éxito de la reciente narrativa árabe " el libro de Khaled Al Khamissi, Taxi ( 6,30 € ) ! Una imagen realista y precisa sobre la sociedad árabe actual, vista a través de los ojos de unos observadores privilegiados; los taxistas de El Cairo !
Y no digo más. Una imagen vale más que mil palabras ( las mías ).
PD : ! Ah ! La cerveza Estrella Damm vale 2,50 € ( da lo mismo que te la tomes en la barra o en la mesa )

miércoles, mayo 26, 2010

Un día de playa

jueves, mayo 13, 2010

Campeones

martes, abril 27, 2010

martes, abril 20, 2010

Un taxista madrileño invitado por el Instituto Cervantes de Israel

Daniel Diaz, taxista madrileño, ha sido invitado por el Instituto Cervantes de Tel Avi para dar una serie de conferencias el día 22 de abril con motivo del día del libro. Daniel Díaz es taxista y escritor a tiempo parcial, autor del blog: http://blogs.20minutos.es/nilibreniocupado.

Junto a él participara la escritora venezolana-israelí Liiana Lara profesora de español y autora del blog:
http://memoriasdelamamacita.blogspot.com/

El Instituto Cervantes ha buscado para conmemorar este día dos narradores que utilizan el blog para transmitir su creación literaria, hablarán de sus experiencias en este medio, los motivos que los llevaron a iniciarse en el mundo de los blogs y sus peripecias. Asimismo analizarán el fenómeno blog como la vía más accesible y rápida para mostrar inquietudes literarias, gracias a cuya inmediatez un escrito puede llegar a cualquier rincón del mundo, a tiempo real

sábado, marzo 20, 2010

martes, marzo 16, 2010

¿Qué pasa?

Estos chicos están demasiado vagos.

¿Quizás las jornadas taxiales maratonianas no les deja tiempo para ponerse a escribir?.
¿ Se marcharían las musas en el metro?
¿ Ahh nooo se quedarían sin tinta y sin gasoil?
¿ Perdieron el apetito con la sopa de letras gallo?
¿ Tendrán telarañas en sus libretas?
¿ Tendrán el taxímetro cerebral en tarifa 0?


Buena Caza!!

viernes, febrero 19, 2010

Siempre puede haber un día más largo, más oscuro o más triste, pero cuesta trabajo creerlo.
Cuando la noche es larga, la luna no existe y las estrellas no brillan, ¿qué queda entonces cuando amanece otro día gris? Ni la lluvia llora ya, ni las nubes tapan otra cosa que la falta de esperanza, entonces que queda si no esperar a que todo siga igual

miércoles, febrero 17, 2010

Con ustedes Gusy!




Nuestro querido Juanma, al frente de su taxi y con una cámara oculta para poder ver las reacciones de la gente ante la supuesta noticia "Aznar, vuelve a la política". Según fuentes oficiales, lo primero que dijo Juanma fue: -No puedo con la vida-.

Este es el primero de unos cuantos capítulos más.

Buena Caza!!

miércoles, febrero 10, 2010

Por fin en casa


Por fin en casa. Después de una inacabable y agotadora jornada giro la llave que me lleva al olvido temporal, me devuelve a mi paraíso íntimo donde rara vez hay algo que perturbe mi tranquilidad. Como de costumbre pongo en marcha el plan de preparación para el día siguiente, cena, ducha y a la piltra, cuando al entrar en la habitación descubro una pequeña y brillante luz parpadeando al fondo, en una oscura esquina que casi tenía olvidada. Con cautela por lo extraño me acerco a ella, no sin un poco de curiosidad, de repente caigo en la cuenta, es esa especie de máquina a la que llaman ordenador y que ya tenía olvidada, cogiendo polvo y alguna que otra telaraña. Que extraño motivo podría haberme alejado de tal cantidad de entretenimiento y comunicación con el mundo exterior.

Hace algún tiempo pude darme cuenta de que la importante falta del mismo. No lograba salirme de una rutina que poco a poco instauré en mi vida y de la que comprendí me absorbía por dentro hasta el último segundo. Dejé de tener ratos de desasosiego con los que deleitar mis alocadas ideas, y lo que es más importante, de pasar tanto tiempo con mi otra mitad a la que no me gusta nada echar de menos y no poder dedicarle todo lo que soy. De poder sentir un aluvión de sensaciones cada vez que me dedica una sonrisa, llenarme de aire y de vitalidad al recibir un beso inesperado por el mero hecho de ser tú y conseguir que me sienta la persona más importante del mundo sin importar nada de lo que me rodea. Es como una explosión mezcla de una eufórica alegría con un brote de amnesia que te permite disfrutar como un enano de ese inigualable y a la vez apabullante acto de cariño.

Lo tuve y desde entonces lo tengo claro, no pienso dejar que la rutina me domine, no quiero dejar de bailar con las mariposas que revolotean por mi estomago cada vez que la veo, como si fuera la primera vez, al atravesar el marco de la puerta que conduce a mi felicidad absoluta. Allí donde tengo todo lo que necesito e infinitamente más para estar completo.

Por supuesto, no es de extrañar que al sentarme delante de la tintineante pantalla y estar dispuesto a desenvolver la ardua tarea de dedicarle un mínimo rato me sorprendan unos dedos paralizados, rígidos, como si tuvieran una fina capa de hielo rodeándolos. Intento calentarlos un poco, quitarles el miedo a una tarea tantas veces realizada, y me pongo a escribir, como un tartamudo de las letras, tengo más o menos claro lo que quiero imprimir e estas líneas pero no consigo que mis poco entrenados apéndices me sigan. Pero merece la pena.

El Efecto Mariposa.

En 1995 ( el siglo pasado, ya, y antes de ser taxista ) recibí una llamada de la productora de Fernando Colomo. Me pedían la colaboración, en el apartado de Efectos Sala, para la película " El Efecto Mariposa " dirigida por Colomo. De la cinta, poco que destacar, otra comedia de Fernando ( creo recordar un taxi, lo pondré en mi blog ). El título me llamó la atención " El Efecto Mariposa ", ¿ Tendría que ingeniármelas para reproducir el sonido del aleteo de dicho insecto ?. una llamada al montador ( la wikipedia, entonces, no existía ), Miguel Angel Santamaría y su voz a traves del teléfono me sacaron de dudas - Trata de la teoría del caos, manu- me dijo- el aleteo de una mariposa en Honk Kong puede provocar un terremoto en Haití - ( ? )
La película terminaba con un gran baile de todos los personaje al son de la música de Ketama hasta fundir a negro; de todos los personajes, repito, incluido un chaval de piel oscura que con acento ahitiano repetía una y otra vez : ! No quiero dejar de bailar con las mariposas ! ! No quiero dejar de bailar con las mariposas ! ... ¿ El porqué ? No tengo ni idea.

DINERO, SIEMPRE DINERO


Recientemente (el lunes pasado se emitió el primer capítulo) hemos participado en un programa de cámara oculta, hemos si, mi taxi y yo. Anteriormente lo hizo mi amigo Simpulso y ya me lo advirtió, la gran mayoría de la gente no te pregunta ¿fue divertido?, ¿te lo pasaste bien?, ¿Cómo se lo tomaban al enterarse? Sino, preguntas como ¿te pagaron mucho? o ¡te pagarían bien¡ y yo me pregunto:

- ¿todo lo que hacemos, lo hacemos por dinero?
- ¿no hacemos cosas por pura diversión o porqué simplemente nos apetece probar cosas nuevas?
- ¿tanto nos importa cuanto ganan los demás?

Dinero, dinero, joder que vida esta, todo moviéndose por el maldito dinero, por más que intento ignorarlo siempre escucho nombrarlo a mi alrededor, me gustaría por un día, aunque sólo fuese por un día, no escuchar a nadie hablar de dinero, sólo de lo felices que son y de lo grandes que están ya sus hijos, de las miradas furtivas con la chica que les vuelve loco, de lo bonita que es la primavera con las flores a todo color, rodeadas de mariposas bailoteando en armonía. Mariposas sí, dinero no, aunque sólo sea por veinticuatro horas no quiero dejar de bailar con las mariposas ni oír hablar ni una sola vez de……sólo por un día, sólo por hoy.

PD. Por cierto todavía se van a emitir cinco programas más de mis periplos con la cámara oculta, espero que os gusten. Ah! son en La Sexta, en el programa “el intermedio”, a las 21:30h.

domingo, febrero 07, 2010

Negro y blanco



Buena Caza!!!

domingo, enero 31, 2010

¿A que huelen los taxis?




Lo confieso; soy fetichista.

Pero no un fetichista cualquiera, no. Soy fetichista olfativo.
Si. Recojo olores en mi memoria y los emparejo con situaciones, acontecimientos, lugares, objetos, personas...
Después, cuando dichos olores vuelven a caer en mi nariz, mi cerebro evoca con total claridad el momento en que mis papilas olfativas tuvieron el primer contacto ellos.

De tal modo se que el teclado de un ordenador huele a café y tabaco, el pueblo donde vivo huele a leña quemada, el campeonato de saltos de esquí del uno de enero huele a alcohol y chocolate con churros, la tierra mojada huele a Manu y el sexo huele a sudor.
Casi todos estos fetiches permanecen invariables todo el tiempo menos uno. Mi taxi.

Al principio le apliqué como etiqueta olfativa el fatigante olor de los ambientadores de pino (muy extendido en el gremio por otra parte), pero me provocaba asma cerebral.
Mas tarde se cambió por una exótica fragancia con esencia de mango que a su vez me transportaba a mi infancia por tener un parecido tremendo con el olor de unos caramelos masticables que comía de pequeño, pero resultó demasiado liosa para un taxi.
Así que decidí arrancarle la etiqueta hasta que encontrase una que me hiciera sentir totalmente comodo (paso demasiado tiempo dentro como para no estarlo).

Durante largo tiempo mi taxi a permanecido huérfago de etiqueta (que no de olor) pero hoy la he encontrado.
Mi taxi huele a ángel.

Si. Me miró con sus ojos verdes, levantó la mano, paré, abrió la puerta trasera y lo inundó todo de esa fragancia angelical digna de ser guardada en un frasco de peluche.
No se como se llama (no dijo ni "mu" en todo el camino), pero tenía cara de llamarse Inés, Inés Milano, para mas señas (otra de mis extrañas aficiones es poner nombre a la gente que no conozco, pero esa es otra historia).
Así que, Inés; si lees esto (cosa que dudo) que sepas que los ángeles y mi taxi huelen a tu perfume... he dicho.

viernes, enero 29, 2010

Perro rescatado del hielo

Una buena noticia

miércoles, enero 27, 2010

Nada con punto

martes, enero 12, 2010

Nada

Nada de nada